La Gran Armada

La primera parte, titulada La Gran Armada, repasa, según las más actuales interpretaciones, lo ocurrido antes de la Contra Armada, centrándose en el episodio de la Gran Armada o Armada Invencible. El mito de la derrota de la Invencible, consistía en la imagen de que la Invencible fue derrotada en gran combate naval, y que en el viaje de vuelta perdió la gran mayoría de sus barcos, dando así fin a la supremacía española en el mar, y propiciando desde entonces la hegemonía inglesa. Este mito fue refutado, entre otros, por José Luis Casado Soto, director de Museo Marítimo del Cantábrico y prologuista de mi libro La Guerra de la Sirena. Efectivamente, Casado Soto, en su muy clarificadora obra Los Barcos españoles del siglo XVI y la Gran Armada de 1588, negaba la existencia de esa gran batalla, y, sobre todo, refutaba la afirmación de que la gran mayoría de los barcos se perdieron, dando puntual información sobre los 102 retornados. Participó además en los simposios hispano-británicos que se celebraron, y publicó en inglés dando la nueva información. La respuesta británica fue el silencio, pues no debían tocarse los mitos fundacionales del nacionalismo inglés, entre los que destaca la derrota de la Invencible. En esta primera parte del libro se repasan las operaciones en el canal de la Mancha ahondando en nuevos datos que refuerzan la idea de que ni la Invencible fue derrotada, ni sufrió tanto descalabro a su vuelta.